HISTORIA

Las primeras referencias de Apaneca se remontan al año 1550, cuando se calculaba su población en 500 almas. Para 1576, según informe de Diego García de Palacio, se describía el lugar como «fresco y aún frío», y en el cual se sembraban «granadas, membrillos, manzanas, duraznos, trigo y las demás cosas que a estas partes han venido de esos Vuestros Reinos». Para 1577, aparece bajo el cuidado de los monjes seráficos de la guardianía de Sonsonate.

En 1586, el fraile Alonso Ponce brinda esta descripción:
En lo más alto de aquella cuesta, de lo que se camina, está el sobredicho pueblo de Apanega en un llano que allí hay, cercado casi por todas partes de muchos cerros, que aunque es tierra fría por estar tan alta tiene tal temple que se dan en ella duraznos, naranjas, anonas, guayabas y aguacates, y otras frutas de tierra caliente.​

 

DESCUBRE

 

Las primeras referencias de Apaneca se remontan al año 1550, cuando se calculaba su población en 500 almas. Para 1576, según informe de Diego García de Palacio, se describía el lugar como «fresco y aún frío», y en el cual se sembraban «granadas, membrillos, manzanas, duraznos, trigo y las demás cosas que a estas partes han venido de esos Vuestros Reinos». Para 1577, aparece bajo el cuidado de los monjes seráficos de la guardianía de Sonsonate.

En 1586, el fraile Alonso Ponce brinda esta descripción:
En lo más alto de aquella cuesta, de lo que se camina, está el sobredicho pueblo de Apaneca en un llano que allí hay, cercado casi por todas partes de muchos cerros, que aunque es tierra fría por estar tan alta tiene tal temple que se dan en ella duraznos, naranjas, anonas, guayabas y aguacates, y otras frutas de tierra caliente.​

 

EMAIL SUBCRIPTORES